A Propósito del COP28.

Autor: Jaime Triana

Publicado: 15 Dic, 2023

El COP (Conference of the Parties por sus siglas en inglés), es convocada por las Naciones Unidas para hablar del cambio climático, desde su creación en 1995. 

De noviembre 30 a diciembre 12 de 2023, en todos los medios de comunicación hemos escuchado de las reuniones que se llevaron a cabo en Dubai. Más de 97.000 participantes han atendido una serie de conferencias donde se ha planteado el cambio climático y las consecuencias por el incremento en la temperatura global. De hecho en muchos lugares del mundo ese dato es ya es un hecho que se asocia y corrobora con desastres naturales.

Un tema central de la discusión es la transición e implementación de energías limpias, una vez haya un compromiso global en el uso de energías renovables y eficientes; sin embargo, el objetivo para muchas delegaciones es cancelar inmediatamente el uso de combustibles fósiles y para otras que los países más ricos del mundo, (a quienes se culpan de que son los que más contaminan), paguen a los países menos favorecidos (que se dice son los que menos contaminan) dinero por esa contaminación. 

Durante los últimos dos siglos la humanidad ha avanzado en términos de bienestar y de uso de energías a nivel global más que la sumatoria de los siglos anteriores de la era cristiana.

El siglo 19 se comenzó a usar como fuente de energía principal el carbón, que fue la base de la economía en los países desarrollados.  El carbón fue vital, por ejemplo, para todo tipo de transporte en la época (terrestre y fluvial), el calentamiento de las viviendas en el invierno, de tal forma que fue un avance enorme, reducir el consumo de leña y la devastación de los bosques.

En el siglo 20 la fuente de energía que se convirtió en vital para el desarrollo de todas las naciones, fue el uso del petróleo y ya al final de ese siglo, el gas comienza a hacer su aparición como un sistema menos dañino para el planeta.

Es necesario anotar que hablamos de energía, útil para el transporte terrestre, fluvial o aéreo, aunque en el fondo, el concepto generalizado a nivel mundial es que le apostamos a movilizarnos usando motores eléctricos. 

En los últimos dos siglos hemos encontrado un energético único, que ha sido la base del desarrollo económico a nivel mundial, por ello hablamos de carbón, petróleo y gas.

Sin embargo, en la búsqueda de nuevos sistemas energéticos, podemos decir que con base en las ofertas que se tienen de energías alternativas, lo que tenemos de reto a nivel mundial es el de integrar toda la variedad de sistemas que se ofrecen actualmente en el mercado.

Haciendo un paralelo con lo producción de alimentos, hay regiones que pueden ofrecer productos que, por clima, costos de producción, tecnología, ubicación geográfica, resultan más competitivos que de repente se pudieran producir los mismos en otras regiones.

Esta es la propuesta, cada región puede aportar un sistema de energía eléctrica para el servicio de todos, si se logra interconectar, a través de lo que se llama la red eléctrica nacional y que pudiese ser regional, con la participación de varios países.

Se presentan como ejemplo, algunos sistemas de producción de energía eléctrica:

1.  Energía eólica.  Para todos es bien sabido que hay unas áreas donde los vientos son constantes y lo suficientemente fuertes para considerar viable este sistema.  En Colombia hay regiones en la alta Guajira, en Santander y en algunos sectores de Boyacá.

2.  Energía solar fotovoltaica.  Este sistema de producción de energía eléctrica ha tomado bastante relevancia en las últimas dos décadas, pues es un sistema de fácil instalación y operación.  Como todo sistema requiere de ciertas variables que lo hacen prometedor en algunas áreas, mientras que en otras, su eficiencia es bastante baja, lo que lo hace poco productivo.  En Colombia hay regiones que prometen una buena producción de energía eléctrica a través de este sistema, porque hay mayor radiación solar; por ejemplo, en la costa Caribe, la región andina y la Orinoquía.

3.  Generación de energía eléctrica mediante ósmosis, cuyo nombre técnico es Osmosis por presión retardada.  El agua dulce fluye al agua salada a través de una membrana, esto hace que se ejerza una presión llamada presión osmótica que hace mover una turbina hidráulica produciendo energía.  A nivel experimental se sugiere, que este proyecto se puede desarrollar en el mar Caribe de Colombia en el departamento de Bolívar, concretamente en las zonas más cercanas a la desembocadura del canal del Dique.  (Generación de energía eléctrica mediante ósmosis Análisis de la viabilidad técnico-económica para zonas no interconectadas cercanas a la desembocadura del rio Canal del Dique, Estudio realizado por Lizeth Gutierrez C. y Yenny Oviedo O., facultad de Ingeniería Universidad de La Salle, Bogotá, 2021).

4.  Generación de energía eléctrica basadas en plantas nucleares.  De acuerdo con la reunión del COP28, más de 20 países en los de cuatro continentes lanzaron el propósito de triplicar la energía nuclear, porque reconocen el papel clave de esta tecnología, para lograr cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2050 y tratar de mantener el incremento de la temperatura a nivel mundial en no más de 1,5 º centígrados o menos. Sin embargo, en la actualidad, la construcción de reactores nucleares no los hace económicamente competitivos, además de los riesgos de seguridad asociados.  (Según Dr. M.V. Ramana Professor and Simons Chair in Disarmament, Global and Human Security at the School of Public Policy and Global Affairs (SPPGA), University of British Columbia),

5.  Transporte masivo a través de la energía de imanes alimentada con energía eléctrica.  A estos proyectos se les conoce como “maglev” derivado de la palabra en inglés (magnetic levitation).  En general, los principios clave de la tecnología maglev implican la levitación magnética, el control preciso de los campos magnéticos y la ausencia de contacto físico entre el tren y la vía, lo que permite un modo de transporte fluido, silencioso y energéticamente eficiente. En la actualidad hay proyectos que funcionan con este sistema, pero en general por sus costos, por ahora no los hacen viables. 

En conclusión, paradójicamente podemos decir que los altos niveles de comodidad y bienestar que gozamos hoy, nos crea un conflicto frente al calentamiento global pues este calentamiento puede exacerbarse, y ahí es donde hay mucho por crear mayor conocimiento a nivel de cada persona en sus hábitos de consumo pero sobre todo en sus hábitos de desperdicio pudiéramos decir. Necesitamos crear más conciencia en nuestro entorno y más compromiso de todos, para realizar a nivel casero, todo aquello que favorezca en mitigar el calentamiento global.

Por otro lado, cabe subrayar que si hipotéticamente hoy se dijera que no utilizamos más combustibles fósiles, ello implicaría la paralización total de la vida en nuestro planeta; además del hambre que sufriríamos todos; es un hecho querámoslo o no el mundo depende de los combustibles fósiles por ahora. La transición toma y tomará su tiempo. El reto es reducir el consumo de combustibles fósiles; pero la realidad es que por mucho tiempo el petróleo y el gas serán la fuente principal de energía.

El petróleo está presente en nuestras vidas, en sectores como el transporte, en la petroquímica, en la fabricación de productos químicos, asfaltos, cosméticos, detergentes, productos de limpieza, construcción de componentes electrónicos, fabricación de fibras textiles, poliéster, nylon, productos farmacéuticos, equipos médicos implantes médicos y un gran etc.

La transición es y será gradual.  La historia nos lo indica: comenzamos a usar menos carbón y más petróleo, y hoy, menos petróleo y más gas y así gradualmente reducimos un producto y comenzamos a usar otro y así sucesivamente. 

Las fuentes alternativas para producir energía son variadas y necesitan ser integradas; se trata de usar el valor agregado que cada país puede aportar a esa producción de energía que favorezca la transición.

Las anteriores alternativas de producción de energía tienen sus pros y contras; la discusión está abierta y para eso son los foros como la COP28. 

En Innovate Senior estamos comprometidos con el medio ambiente; creemos que cambiando nuestra mentalidad y comprometiéndonos más en nuestra vida diaria a desperdiciar menos, reciclar más y usar mejor la tecnología, el cambio será positivo y productivo para nuestra vida y las generaciones venideras.