Agenda 2030 y los avances en Colombia para la sustitución de combustibles fósiles, en el transporte en general.

Autor: Jaime Triana

Publicado: 5 Jul, 2024

La agenda 2030 de la ONU, ha establecido los denominados objetivos de desarrollo sostenible, (ODS sigla en español), en 17 formulaciones y con un total de169 metas.  En este blog abordo el objetivo 7 y quiero compararlo con la realidad de nuestro día a día, para comparar cómo hasta y dónde nos ubicamos como colombianos.

El postulado del objetivo 7 dice textualmente “Energía asequible y no contaminante: Garantizar el acceso a una energía asequible, fiable, sostenible y moderna para todos.” Adicional la meta 3 “Reducción de Emisiones: Apoyando la transición hacia tecnologías de transporte que reduzcan significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero” Esta meta espera dejar de utilizar para el transporte los motores de combustión interna, de acuerdo al Plan Nacional de Desarrollo.

Se habla también de incrementar la capacidad de generación eléctrica instalada.  En Colombia esta meta lleva el 90.43% de cumplimiento.  Sin embargo, aún existe la generación de energía térmica que participa con un 30% de toda la generación eléctrica. En esta meta, urge incrementar proyectos para sustituir ese 30%. La pregunta es si los proyectos a mediano plazo, han avanzado satisfactoriamente; podemos constatar que hay rezago, y ahí es donde el optimismo por cumplir los objetivos de la agenda 2030 se enredan.

Ahora bien, el punto más álgido en el tema del objetivo 7, asociándolo al objetivo 13 que habla de Acción por el Clima, que es el de adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos; más concretamente el incentivar el uso de vehículos eléctricos.  Para este tema los países firmantes se han comprometido a dejar la producción de vehículos de combustión interna (gasolina y gas) para el año 2035.

Concretamente en Colombia el parque automotor es de 6.701.970 de vehículos -entre automóviles, camionetas, camiones y volquetas- (revista Motor del 25 de febrero de 2022), son motores de combustión interna, que representa el 90%.

Desde el 2011 hasta el 2023 se han vendido en Colombia un total de 74.911 vehículos entre eléctricos e híbridos (es.statista.com reporte del 22 de mayo de 2024).  Cabe anotar que los vehículos híbridos han tenido una buena aceptación en el mercado nacional ya que esta tecnología combina bondades de ambos sistemas. Otra estadística que es interesante mencionar es la de Transmilenio en Bogotá, del total de su parque automotor de 2.364 buses, de los cuales 1.485 son eléctricos (Transmilenio.gov.co, feb. 2023).

Además la infraestructura de estaciones de servicio de gasolina refleja datos interesantes, en las ciudades podemos encontrar estaciones cada 2 kmts, o menos y en el área rural, podemos hablar de entre 40 a 50 kmts.  Lo que genera dificultades reales a los conductores de autos eléctricos, al no tener autonomía en sus vehículos.

Los autos de combustión interna tienen 400 a 600 kmts de autonomía.  Los conductores consideran que no hay problemas en abastecer de combustibles fósiles (gasolina y gas) por esa infraestructura existente en el país y que también está en el mundo .

La tecnología de los autos eléctricos actualmente -para muchos usuarios- es un problema la autonomía ya que se debe planear al detalle los viajes para que no se vea comprometida esa autonomía. En Europa en la actualidad, no hay la suficiente infraestructura para la cargar los autos eléctricos, pero sobre todo se ha demostrado que el negocio de invertir en estaciones de recarga no es atractivo, de hecho, la rentabilidad no da ni para el retorno de la inversión (carwoe.es. La cara oculta de la carga rápida de los coches eléctricos: Jamás será rentable en ruta, YouTube junio 18, 2024).

En mi opinión, con relación a la agenda 2030, particularmente en el objetivo 7, en general al profundizar en las metas de los objetivos, no han sido tenidas en cuenta, las particularidades de cada país, las diferencias económicas, políticas y sociales y geográficas.

Concretamente en Colombia, los autos en general son muy costosos y mucho más los eléctricos, además de que no hay infraestructura para que masivamente se implante su uso.

El país tiene su geografía particular con tres cordilleras.  De tal forma que la tendencia es al uso de auto híbrido, la tecnología del carro eléctrico no termina de convencer al usuario. La generación de energía eléctrica del país, no da para ese uso masivo. 

De acuerdo con las experiencias de los países más avanzados en este tema, se concluye que es requisito tener en las casas, la instalación para cargar los autos, por falta de infraestructura que sea rentable, lo cual conlleva para el usuario, un gasto extra.

Sin incentivos financieros del gobierno, mover el país hacia el automóvil eléctrico, pierde interés, hay reticencia en la compra.

Presionar el cambio a motores eléctricos toma tiempo, sobre todo en una industria que está establecida y al servicio de todos; el salto a los eléctricos demorará. Se necesitan políticas coherentes al respecto, por lo cual, la agenda 2030 en ese aspecto, genera múltiples dudas. 

En Innovate Senior analizamos estos objetivos de manera holística, buscando ver soluciones que se pueden implantar con paciencia y cumpliendo los objetivos por etapas, gradualmente.