Cambio e incertidumbre

Autor: Vicente Emilio Cálad Rendón

Publicado: 24 Jun, 2022

La incertidumbre en las organizaciones, usualmente está asociada al tema del cambio. Hay por lo menos dos posturas que alimentan el temor al cambio; una, “para qué vamos a cambiar si todo está funcionando bien”; otra, donde se asume de forma corporativa que “la única constante es el cambio”. Dos miradas que lucen antagónicas, pero que también generan emociones en los equipos de trabajo, que afectan los resultados, la productividad, las ventas, el clima organizacional. El temor tiene consecuencias.

Lo cierto es que el cambio sí ha impactado e impactará a todas las organizaciones y a sus trabajadores; cuando el covid amenazó a la especie y puso en jaque  a la humanidad, había que resolver, y sin entrenamientos de “adaptación al cambio”, las organizaciones enfrentaron una disyuntiva: cambiar o desaparecer; la adaptación de lo presencial a lo virtual, revolucionó además los sistemas de competencias en los trabajadores.

Algunas de las empresas nacientes, generalmente lideradas por jóvenes, con mayor capacidad de exposición al riesgo, denominadas star-ups, nos están enseñando que las nuevas competencias y habilidades requieren ser aprendidas por los trabajadores en menor tiempo y a trabajar de una manera más proactiva y eficiente, porque esa es entre otras, la manera de adaptarse rápidamente para sobrevivir.

Una potencial recesión mundial, la elección de presidente de la república en nuestro país, las difíciles y complejas situaciones sociales de la región, para citar solo tres asuntos relevantes, muestran la fuerza de la incertidumbre.  Las consecuencias en las empresas, están a la orden del día. Deben gestionar el cambio recurriendo a estrategias sensatas y adaptables, que siempre están en camino. Ante el reto del cambio, solo queda cambiar. Urge que la gente ame lo que hace, que se aborden varios retos a la vez, soportados en los mismos fundamentales de las organizaciones: su cultura organizacional, el liderazgo, la motivación y eso que se denomina engagement, cuya traducción se queda corta cuando hablamos de compromiso. Es la manera de vencer la incertidumbre.

El éxito y el fracaso se vuelven los dinamizadores del cambio; eso sí, requieren indicadores de gestión claramente acordados, entendidos y asumidos por dolientes comprometidos, que siendo gestores del cambio, también sean equitativamente recompensados. En Innovate Senior queremos inspirar negocios y acompañar procesos de incertidumbre, deseosos de llegar a buen puerto.

*Inspirador – Cofundador – Chairman. Innovate Senior