La Comunidad y El Ecoturismo

Autor: Vicente Emilio Cálad Rendón

Publicado: 18 Ago, 2023

El ecoturismo como actividad productiva y sostenible, tiene en el mundo actual un crecimiento constante y significativo, en la medida en que favorece el desarrollo económico, la conservación y la protección del medio ambiente. La creciente participación comunitaria, su papel en la gestión y planeación, en la educación ambiental, en la búsqueda de construir políticas públicas, es esencial en el proceso de eliminar barreras, desigualdades socioeconómicas y afectaciones culturales que bien valen la pena abordar.
Los objetivos de desarrollo sostenible, también conocidos como ODS 2030 consideran relevante la huella que el ecoturismo está dejando en el mundo, como alternativa de crecimiento económico -sobre todo- en regiones olvidadas, alejadas y golpeadas por muchos factores políticos y sociales en no pocas naciones.

Algunos autores como (Brandt, Radeloff, Allendorf, Butsic y Roopsind, 2019; Saxena, Mowla y Chowdhury, 2020; Zhang, Cole y Chancellor, 2015) y (Liu, Horng y Chou, 2015; Meimand et al., 2017; Truong, Nguyen, Trinh, Trinh y Hens, 2020) han encontrado que la heterogeneidad de los residentes en esas zonas privilegiadas y su conciencia sobre el impacto sociocultural y ambiental, en el avance de la industria turística, influye en la participación de actividades relacionadas con esta actividad y por consiguiente, mientras más positivamente se perciban los impactos del ecoturismo, más residentes apoyarán su desarrollo en las zonas donde viven. Verbo y gracia para nuestro país, la Guajira, los llanos orientales, la amazonia, entre otras.
Las comunidades y sus líderes, juegan un papel central en el propósito de lograr desarrollos ecoturísticos, porque poseen la sabiduría y una riqueza que incluyendo temas ancestrales, merecen ser integrados y articulados a esa actividad mercantil, lo que genera oportunidades laborales para las comunidades locales, mejorando su calidad de vida.

No está de más mencionar que muchas prácticas culturales locales se han revitalizado, como en el caso de Anup KC, Ghimire y Dhakal (2020) gracias a los espectáculos culturales indígenas que ayudan a promover y mantener las culturas y tradiciones, permitiendo conservar la identidad local, la historia de la comunidad, potenciando el reconocimiento de sus artesanías (Artal-Tur, 2019; Lee y Jan, 2019) y aquellos productos que les son propios y merecen ser parte de sus mercados. Se debe agregar que, así como la cultura local se ha potenciado, el conocimiento de otras culturas, países y/o regiones también se ha ampliado, gracias a que las comunidades locales están dispuestas a aprender de las tradiciones y estilos de vida de otras comunidades, a través de la interacción y la comunicación con los visitantes.

El ecoturismo es una actividad versátil y su potencial y avance es propicio gracias a la geografía de Colombia, donde el ecoturismo cultural ecológico (Huong, Thuy y Phuong-Linh, 2020; Saxena et al., 2020), destaca y le apunta a temas relacionados con la observación de animales marinos y aves.
Surge así y toma fuerza el concepto de turismo comunitario, donde los residentes locales tienen un control sustancial, mediante su participación en el desarrollo y gestión de esta actividad; además reciben gran parte de sus beneficios, incluso compartidos con empresas del sector privado y ONGs que han adoptado al ecoturismo comunitario como una forma alternativa de turismo, para reducir las amenazas sobre áreas protegidas y mejorar el bienestar de las comunidades locales (Kim y Kang, 2020), a través de programas de educación ambiental que permiten a los residentes ser más conscientes ambientalmente de la biodiversidad y los recursos, de tal modo que su percepción de los beneficios del turismo aumenta de forma positiva (Gohori y Merwe, 2020; Regmi-Dev y Walter, 2016).

Si bien es cierto que hay una mirada positiva y esperanzadora del ecoturismo comunitario, también vale la pena mencionar que hay experiencias que amenazan su desarrollo tales como, la no presencia integral del Estado, la falta de implementar políticas públicas del gobierno, la falta de participación del sector privado, la inadecuada administración de sitios estratégicos con potencial de ecoturismo, la falta de una distribución equitativa de los ingresos, el desarrollo de actividades ilícitas, el narcotráfico acarrean la degradación de proyectos ecoturísticos.

En INNOVATE SENIOR estamos preparados para acompañar, asesorar y guiar a empresarios y emprendedores interesados en definir nuevos destinos de ecoturismo en Colombia.