La Inteligencia Artificial y el Contador Público

Autor: Clara Emilia Triana Ortíz

Publicado: 19 May, 2023

El Contador Público pertenece a la sociedad, por lo tanto, a ella se debe; está en la obligación de formarse constantemente y adaptarse a los cambios que trae el mundo actual, y en concreto, a la inteligencia artificial. Como todas las disciplinas, la contabilidad sigue evolucionando y adaptándose a las nuevas realidades y a las necesidades de los mercados; de muchas maneras sigue siendo predictiva en favor de los negocios, de las económicas y de las interacciones sociales. Es una disciplina técnica y también está y estará permeada por el influjo de la inteligencia artificial. La inteligencia artificial enfrenta varios desafíos como herramienta, que está transformando muy rápidamente el mundo en general y el de la Contaduría Pública en particular. Los Contadores están comenzando a aprovecharla para mejorar la eficiencia y eficacia de su labor.

Las aplicaciones más relevantes de la IA son:

Análisis de datos financieros y toma de decisiones.
Esta gestión incluye la elaboración de presupuestos, análisis de costos, evaluación de inversiones, análisis de rentabilidad, entre otros. La inteligencia artificial está haciendo posible el análisis de grandes cantidades de datos en poco tiempo, detectando oportunamente errores, tendencias, índices, etc. en las transacciones financieras. Los Contadores requieren capacitarse para analizar los resultados, tomar medidas y ofrecer confianza en los datos para la toma de decisiones.

Automatización de procesos contables.
La Inteligencia artificial automatiza tareas rutinarias y repetitivas. Los Contadores podrán dedicar más tiempo a tareas que requieren de habilidades humanas como la interpretación y prospectiva de los resultados.

Mejora la gestión del Riesgo de la información.
La inteligencia artificial identifica y evalúa riesgos financieros y operativos, pero, crece el riesgo de ataques cibernéticos; monitorear esos riesgos en tiempo real es un reto ineludible.

Auditoria y aseguramiento.
Implica el evaluar la información sensible de las empresas, asegurar su confiabilidad y cumplimiento con las normas, estudiar la forma de aplicación de las regulaciones. La inteligencia artificial desarrolla comparativos que detectan oportunamente esas variables de cambio y fraudes; urge entender esos resultados y definir procesos que controlen lo detectado.

En mejor argumento de la IA en la Contabilidad
La contabilidad puede resultar subjetiva en varios de sus registros porque depende de la interpretación de la norma que estudia el Contador Público. La inteligencia artificial irá disminuyendo esa subjetividad, la sociedad empresarial podrá ir controlando en forma más precisa sus operaciones e ir disciplinando a las personas de las organizaciones no solo para controlar esos registros contables, sino para tomar decisiones sobre una base más puntual y confiable.