¿Por qué cotizar a salud y pensión?

Autor: Clara Emilia Triana Ortíz

Publicado: 7 Ene, 2023

Las normas fundamentales del sistema de seguridad social integral están definidas en la ley 100 de 1993, el decreto ley 1295 de 1994 y demás decretos y resoluciones que se han emitido desde el año 2015.

Son  impuestos de ley que todo dependiente asalariado público, privado o trabajador independiente tiene que aportar sobre la base de su sueldo o ingreso bruto.

El trabajador independiente, debe aportar con base en sus ingresos, el 12.5% para salud y para la pensión el 16%.

Para hacer claridad sobre los aportes que deben realizar los trabajadores independientes al Sistema de Seguridad Social, el artículo 18 de la Ley 1122 de 2007 establece la cotización de los trabajadores independientes contratistas, sobre una base de la cotización máxima, de un 40% del valor de los ingresos mensuales.

Es de carácter obligatorio que todo ciudadano que figure en una nómina o que desarrolle una labor independiente, pagar al estado o a los fondos, el valor que le corresponde. La Unidad Administrativa Especial de Gestión Pensional y Contribuciones Parafiscales de la Protección Social –UGPP,  es la encargada de verificar la liquidación de los aportes.

Es un desafío para todo ciudadano cumplir con esta obligatoriedad, no solo porque de manera responsable, su futuro estará seguro si contribuye con sus aportes, sino también porque es una responsabilidad social con los demás ciudadanos, al poder facilitar la sostenibilidad en sus necesidades básicas sobre todo en salud. Además, a través de los fondos privados de pensión y del fondo del estado, se contribuye a movilizar recursos que apuestan a aumentar la productividad en el país y dar soporte al estado, facilitando las condiciones para reducir la desigualdad, mejorando la cobertura y otorgando bienestar a los ciudadanos de toda condición social.

Imaginar un empleo o un ingreso sin aportes a seguridad social (impuesto), es limitar (reducir) los recursos que pueden servir para invertir en investigación y desarrollo y el énfasis a la creación de un mejor País

Hay que prepararse a través de la Innovación así como lo están haciendo en Europa y América del Norte, para invertir en investigación y desarrollo dando soporte al estado para hacer del modelo de competencia un crecimiento conjunto. Hay que elaborar productos propios base de la innovación, pero pagando todos los impuestos que correspondan. Un trabajador Innovador impacta económicamente, pero debe ser cubierto en sus necesidades básicas con las arcas del estado en el caso de los pensionados. El sistema de salud, las clínicas y hospitales deben sostenerse con los presupuestos del gobierno y por ello, debemos contribuir a que las Instituciones sean sólidas, sostenibles, eficaces y eficientes.

Hay que invertir en el futuro a pesar de las dificultades y en el recurso más importante, nuestro recurso humano, nuestros ciudadanos.

El Equipo de Innovate Senior desea que éste sea un año próspero, en medio de las dificultades de un país que puja por construirse, por ser más equitativo, por ser esperanzador y optimista.