¿Qué he aprendido de San Andrés? (2)

Autor: Vicente Emilio Cálad Rendón

Publicado: 11 Feb, 2023

La confianza y el valor de la palabra en muchos de los negocios de la Isla, es una característica que aún tiene vigencia no solo allí, sino en muchas regiones del país, y se concreta en personas mayores que fueron entrenadas por lo que podríamos denominar “cultura del valor de la palabra”. Vale destacar que en todo el país se tiene nostalgia de esta forma de relación, que fue común denominador y una manera de ser y hacer en las relaciones de negocios. En San Andrés, existen personas de empresa, que aún respetan la “palabra” como ingrediente fundamental en la forma de hacer negocios.

El país y las formas de hacer negocios están cambiando a velocidades vertiginosas. Pareciera que la palabra y la confianza ya no están vigentes en el núcleo de todo tipo de relaciones, incluyendo la comercial. Importantes empresas tienen más equipos de abogados, dispuestos a litigar, que profesionales dedicados a la misión organizacional; es un  país “leguleyo” que prefiere un buen pleito, antes que un mal arreglo; somos quizá el país con mayor cantidad de legislación, y el menor nivel de cumplimiento.

Las dificultades que debe afrontar un comerciante, justo por vivir en la Isla, ante el hecho de que debe importar o traer desde el continente los productos con que atiende el mercado, muestra que una cosa es importar ocasionalmente, y otra que todo deba adquirirse utilizando medios de transporte aéreo o marítimo. Es admirable, que incluso a pesar de esta condición, hay comerciantes que gracias al prestigio de su palabra y la solidez en el cumplimiento de sus obligaciones comerciales, siguen siendo ejemplo de la confianza basada en el valor de la palabra.

Este estilo de relación comercial contribuye enormemente al éxito y agilidad del negocio, mejorando la toma de decisiones, la solución de los problemas y porque no decirlo, a mantener un ambiente seguro que fomente el crecimiento de los negocios.

Mantener y cultivar la confianza, guardando “la palabra”, propicia la negociación integrativa, donde la claridad de ambas partes, el compromiso de establecer y cumplir lo pactado, garantiza una relación ganar – ganar, evitando la confrontación directa, estrechando lazos que permiten un flujo de operaciones, compras, ventas, devoluciones, descuentos, además de otros muchos beneficios en los procesos de negociación, propios de la dinámica comercial.

Para Innovate Senior, fue altamente satisfactorio prestar un servicio profesional a un empresario y su grupo familiar, que no solo facilitó el que pudiéramos ver de cerca su negocio de más de 50 años, basado en relaciones comerciales de confianza, sino que estableció con nosotros una estrecha relación atravesada por la conducta y el estilo de ser y hacer negocios, propios de su liderazgo, que facilitó y facilitará alcanzar los objetivos propuestos dentro del proceso en el que honrosamente les acompañamos.

En nuestro próximo Blog, deseamos compartir cómo ha sido el proceso de co-creación entre las partes, y que incluye -entre otros- transitar por caminos que generen planes de sucesión, implementación de procesos y funciones, indicadores de gestión, reuniones de acompañamiento, que concretarán las oportunidades de sostenibilidad y crecimiento del negocio.

Viajar para Aprender

Viajar para Aprender

Nuestro Socio Innovador Arie Klop nos muestra una faceta de su vida y sus reflexiones con relación a la vida que ha llevado después de viajar a muchas partes del mundo.

leer más