Reservas Petroleras y ayuda de IA

Autor: Jaime Triana

Publicado: 26 Jun, 2023

En artículos anteriores se ha hablado de las reservas probadas petroleras que Colombia tiene en la actualidad, 7 años de producción. Siendo el petróleo y el gas recursos no renovables, la única forma de mantener los niveles de reservas que garanticen autosuficiencia es explorando nuevos yacimientos para sustituir los actuales yacimientos (campos en producción) que se agotarán al mantener una producción estable.
En entregas anteriores se habló de reservas probadas y de reservas probables. Ahora bien hablaremos de reservas posibles que por definición, se refieren a que puede haber o no petróleo o gas en un área determinada, y por ende, no se pueden incluir en el portafolio del país como existentes o reales. Para mayor claridad, permítanme hacer un paralelo con la lotería.
Los pasos para este proceso son muy claros

  1. Un individuo averigua cuánto puede ganar si compra la lotería.
  2. Compra el billete invirtiendo una cantidad de dinero; está consiente que no hay certeza de que la puede recuperar.
  3. Verifica el día del sorteo que los números que ha comprado son los ganadores.
  4. Si ganó, cobra su premio y paga los impuestos respectivos.
  5. Disfrutar de lo ganado.
    Esta secuencia tiene que ser totalmente estricta, si se salta alguno de los pasos el resultado final es predecible: no se obtiene el dinero que ofrece la organización encargada de la rifa. Pero además de no obtener el dinero, sería completamente irresponsable comenzar a gastar dinero sin obtener el premio.
    Ahora bien, cuando hablamos de reservas posibles el proceso es también supremamente estricto es decir que los pasos son secuenciales y que saltarse alguno de ellos da como resultado la no existencia de petróleo o gas. Los pasos son:
    • Se define un contrato de exploración con la entidad que es la dueña del subsuelo Colombia, a través de la Agencia Nacional de Hidrocarburos. Este contrato define los parámetros de exploración, el lugar de exploración, el área que se contrata para esa exploración.
    • Una vez firmado el contrato de la empresa exploradora con la agencia continúa el proceso. Para este punto con la información que se ha recibido de la agencia, la compañía exploradora hace unos cálculos adicionales y para su inversión se habla de reservas posibles sin que haya certeza de las mismas y con este análisis se hace el presupuesto de exploración.
      Nota, con base en la información que se haya obtenido en el momento de hacer la negociación, se habla de diferentes tipos de exploración es decir, áreas donde no hay ninguna información anterior hasta áreas donde otras compañías ya han realizado inversiones de exploración anteriormente.
    • Se realiza la exploración en superficie.
    • Se hace la exploración con taladro de perforación, es decir en el subsuelo.
    • Se define si hay hidrocarburos petróleo o gas y se cuantifican esos volúmenes que están en el yacimiento y que se espera producir. (o sea las reservas). En este punto, se habla de reservas probables.
    • Se desarrolla el campo, es decir, entra en producción y es en este momento con toda la información que se ha obtenido, que se puede calcular qué volumen de petróleo o gas se puede producir a lo largo de la vida del proyecto o hasta cuando expire el contrato firmado con la agencia. Se establece el dato de reservas probadas.

Si se salta alguno de los pasos el resultado final es que no hay petróleo o gas. Adicionalmente, no pude haber ningún cálculo real de tal forma que hablar de reservas posibles e incluirlas dentro del portafolio de petróleo o gas existente es totalmente irresponsable y distorsiona la realidad nacional. Es lo mismo que gastar dinero por estar convencido que la lotería será a su favor y que finalmente obtendrá el dinero.
Este proceso toma tiempo, requiere una inversión alta de dinero, no hay certeza total de encontrar las reservas esperadas (posibles).

Con base en este comentario y demostrando el tiempo requerido para todo este proceso se puede afirmar que el país no pude darse el lujo de no seguir explorando; es peligroso perder la autosuficiencia en materia de energía, lo que implica que se necesitan muchos recursos para mantener el país autónomo a corto y mediano plazo sin entrar a discutir el largo plazo. Depender de importaciones de otros países saldrá muy costoso y se corre el riesgo de tener muy poca inversión o ninguna, en otros proyectos del estado.

Por otro lado y con relación a la IA se puede decir con claridad que esta herramienta es extremadamente importante en la exploración de petróleo y gas, porque colabora en la evaluación de prospectos petroleros, es decir, que la data que se analiza para determinar donde es el mejor punto para perforar un pozo exploratorio se da con mayor certeza para un éxito en la búsqueda de hidrocarburos. Adicional la IA proporciona mejores herramientas en la evaluación del cálculo de reservas tanto las posibles, las probables y probadas, pero la decisión siempre será del equipo técnico que evalúa toda la información.

Somos conscientes de la necesidad de explorar nuevas fuentes de energía, la comunidad lo necesita para la sostenibilidad a mediano y largo plazo, pero los recursos que necesitamos gastar por no ser autosuficientes son los que requerimos para la búsqueda de esas nuevas energías, o de energías limpias.

Creemos firmemente que debe haber un traslape entre los combustibles fósiles y energías limpias pero estos dos conceptos no se enfrentan, al contario se complementan, debemos sumar y no restar.
En Innovate Senior somos entusiastas de nuevas ideas, creemos que la innovación es la clave del desarrollo sostenible, sin negar que tenemos un compromiso basado en la realidad cotidiana pero permaneciendo abiertos a un cambio gradual, no solamente en términos energéticos, sino también en la filosofía de vida como personas y empresarios, deseosos del beneficio comú