Transición A Energías Renovables y Desarrollos Tecnológicos

Autor: Jaime Triana

Publicado: 8 Sep, 2023

Continuamos experimentando un gran desarrollo de energías alternativas para tener, consolidar y pasar a las nuevas generaciones un planeta más viable. 

Constatamos el desarrollo acelerado de los automóviles eléctricos y su posicionamiento en los mercados. De hecho, Tesla ha producido la nada despreciable suma de 4.517.916 carros entre 2008 y 2023. La tendencia está en alza porque el uso de carros eléctricos se incrementa exponencialmente de parte de las marcas a la vanguardia, como BMW, GAC, Chevy, Stellantis (compañía global de automóviles, en las que están Chrysler, Dodge, Jeep, Ram, Fiat, Peugeot, Citroën, Opel), Hyundai, Geely (carros chinos, SGMW proyecto conjunto chino, VW, BYD – build your dream), le estén apostando a esta tecnología. 

El incremento de todas estas marcas solamente en el 2022 está entre el 0.2% (para MBW) hasta el 18.0% (para Tesla) en el 2022. En general el incremento pasa del 0.2% en 2013 hasta el 13% en el 2022. (Tridenstechnology.com). 

Con base en estas cifras, el problema a enfrentar y con qué tecnología, es de dónde sale y saldrá la energía eléctrica para alimentar las baterías de los carros eléctricos.

Los combustibles fósiles siguen siendo la mayor fuente de generación de electricidad en todo el mundo. En 2022, el carbón usado para la generación de electricidad es de aproximadamente el  35,8% en el contexto mundial, mientras que el gas natural le siguió con una participación del 22% . China, India y Estados Unidos representaron la mayor proporción del carbón utilizado para la generación de electricidad en 2021. (statista.com). Es de subrayar que el gas natural, es el combustible fósil relativamente más limpio, comparado con el carbón.

Históricamente, el carbón ha sido una fuente importante de generación de electricidad en muchas partes del mundo, sin embargo 3este consumo ha ido disminuyendo en varios países debido a preocupaciones ambientales y la presión existente para migrar a fuentes de energía más limpias. En algunas regiones, el carbón todavía representa una parte importante de la generación de electricidad, pero en otras regiones ya ha sido reemplazado en gran medida por el gas natural y otras energías renovables.

Hay buenas noticias en varios países, por ejemplo, en Estados Unidos la participación del carbón en la generación de electricidad, ha ido disminuyendo constantemente durante años, representando menos del 20% de la generación eléctrica total en 2020. (statista.com).

El gas natural le sigue ganando terreno al carbón, además de la flexibilidad que tiene de generar energía de carga base, así como para la generación de energía de pico.

Ahora bien, las energías alternativas y concretamente la generación de energía por el sistema de paneles solares, también va ganando participación en el mundo y su crecimiento también será en el corto plazo, exponencial. Una estadística de iea.org muestra que los panes solares Enel 2017 producían 63 GW y pasó en el 2023 a 150GW esto significa un incremento de más del 200% en la utilización de paneles para la generación de energía eléctrica a nivel mundial.

Particularmente como familia, -con la ayuda del gobierno canadiense- tomamos la decisión de utilizar paneles solares, que se instalan en el tejado de la casa para generar la energía eléctrica que se consume a nivel doméstico.

Eso puede sonar interesante y quiero compartir algo de esa experiencia.  Colocar paneles solares resulta una operación sencilla, a cargo de una compañía especializada.

El proceso se presenta a continuación:

1.  Se analiza la ubicación de la casa para aprovechar la mayor cantidad de sol que los paneles recibirán durante el día.

2.  En la medida en que la casa esté bien localizada, (es decir que los paneles deben estarw ubicados para recibir el mayor tiempo posible el sol), se usarán menos paneles, lo que significa un ahorro importante en la cantidad de paneles necesarios.

3.  Se toma el promedio de los KW DC usados en el año para determinar cuántos paneles solares son necesarios para cubrir la demanda.

4.  Con base en el consumo y la ubicación de la casa se determina el número de paneles solares necesarios para satisfacer la demanda.

5.  Como Canadá tiene estaciones, en el año hay una demanda mínima y máxima dependiendo de la estación.

6.  El diseño de la cantidad de paneles solares es promedio año, lo que quiere decir que hay una demanda mayor en el invierno; sin embargo, no se diseña con base en el pico más alto, porque el número de paneles lo haría inviable por su costo y habría demasiado exceso de producción en el verano.

7.  Para solucionar el problema de los picos altos y bajos, toda la energía que producen los paneles se entrega a la red eléctrica. La red le devuelve a la casa la cantidad que necesita a diario, a través de un aparato que se llama inversor.  

8.  Como hay exceso de energía eléctrica producida en el verano, la red la recibe y la convierte en el equivalente a un crédito que se gasta en el momento de necesidad de mayor consumo de energía, lo que sucede en los meses de invierno.

En la práctica, este sistema nos compromete a todos, en el entendido de que la participación social puede reducir el consumo de combustibles fósiles para la generación de energía eléctrica toda vez que a nivel mundial ese consumo se está incrementando.  En los países tropicales este sistema puede ser mucho más eficiente, toda vez que no hay estaciones tan marcadas, como en los países septentrionales.

No es un sistema del que se pueda decir “es el perfecto, la tecnología va mejorando” pero sí es un paso muy importante, que en el mediano y largo plazo, aportará al cuidado del medio ambiente. 

Creo que es una manera concreta para que personas y comunidades puedan contribuir en un asunto que nos concierne a todos; la reducción de combustibles fósiles pide el compromiso de los ciudadanos y de los gobiernos, porque dicha solución implica diseñar modelos económicos asequibles a todos.  En Innovate Senior creemos en que la tecnología debe llegar a todos de una forma más eficiente de tal forma que todos además de beneficiarnos aportemos más en esa lucha por reducir el calentamiento global.