Vivir 100 años. El secreto de las Zonas Azules.

Autor: Ricardo Cortés Reyes

Publicado: 1 Mar, 2024

Tuve la oportunidad de ver una miniserie, que destaca datos comunes, de las múltiples razones acerca de por qué hay regiones, donde hay un número importante de personas centenarias. Dichas personas fueron ubicadas en Okinawa, en Japón; Nicoya, en Costa Rica; Cerdeña, en Italia e Ikaria, en Grecia.

El documental le apunta a un objetivo, ¿cuáles son las razones de su longevidad, en el contexto de la región donde vive?

Las respuestas sorprenden cuando son vistas en conjunto; no hay una razón única, hay una conjugación múltiple y diversa de razones personales, de salud, regionales, culturales, sociales, emocionales, religiosas etc.

Hice un ejercicio de recordar las razones que fueron más significativas para mí; aquí las comparto.

1.    Alimentación sana.

2.    Dormir bien.

3.    Actividad física cerca de la naturaleza.

4.    Bailar y reír. Compartir y disfrutar.

5.    Trabajar duro en la mañana y descansar en la tarde.

6.    Plan de vida: tener propósitos que apasionen, que comprometan tus capacidades, tus energías, tu tiempo.

7.    Aumentar la esperanza de vida con calidad: menos enfermedad y menos discapacidad para socializar, para movilizarse, para participar.

8.    Participación activa en su círculo social.

9.    La Fé, como experiencia de vida, expresada en una vida comunitaria.

10.  Rituales sagrados para estar en paz.

11.  Generar vínculos: priorizar la familia y los amigos.

12.  Vivir cerca de los familiares más cercanos resulta útil para los hijos y nietos y muy útil, emocionalmente, para los abuelos.

13.  Construir entornos sanos.

14.  Tener consciencia de que ser activos y participativos, es una excelente manera de decir No a la enfermedad senil.

15.  Manejo emocional del tiempo libre.

16.  Si estás bien y conectado emocionalmente con otras personas, puedes vivir más tiempo.

¿Es posible aprender de las Zonas Azules y reproducir modelos aplicables a otras regiones? Esta, en mi opinión, fue la pregunta central de la miniserie, porque además de mostrar experiencias concretas, me motivó a pensar lo que deseo compartir:

¿Mi cerebro puede convertirse en una zona azul, para que yo pueda vivir largos años, con calidad de vida?